• No pueden ser socios de una empresa integradoras, aquellas personas físicas o morales que no estén formalmente constituidas.
  • La empresa integradora actúa exclusivamente por cuenta y orden de sus socios; por tanto, sólo es su representante ante clientes y proveedores.
  • No puede realizar ninguna parte de proceso productivo que involucre la actividad de sus asociadas.
  • Los activos que se adquieran para el proceso productivo de las socias, no pueden ser propiedad de la integradora, ya que son los socios los que realizan la actividad de producir y, por tanto, son los dueños de la maquinaria y el equipo.
  • No se permite constituir empresas integradoras con empresarios que realicen prácticas desleales o tengan actividades monopólicas o que su actividad los conduzca a estas situaciones.