• Elevar el poder de negociación de las micro, pequeñas y medianas empresas en los mercados de proveeduría, comercialización, financieros y tecnológicos, entre otros.
  • Consolidar su presencia en el mercado interno e incrementar su participación en
    el de exportación.
  • Fomentar la especialización de las empresas asociadas en productos y procesos que cuenten con ventajas comparativas.