Innovación

Haz crecer tu negocio

donacion-contenido_aspel_26_haz_crecer_tu_negocio

En México, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) generan el 52% del Producto Interno Bruto (PIB)y crean 7 de cada 10 empleos; sin embargo, estos negocios apenas viven 7.7 años en promedio y el 70% cierran antes de cumplir 5 años de operaciones, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
El actual entorno económico representa un reto constante para las Pymes, debido a que el mercado y las exigencias de los consumidores se modifican constantemente, por lo que se vuelve obligatorio elaborar estrategias para enfrentar los cambios que se van presentando, así como tener la capacidad de proyectar los recursos materiales, financieros y humanos para concretar el crecimiento de la organización a largo plazo.
La clave para que las Pymes subsistan y puedan competir ante los grandes volúmenes de producción, la introducción de tecnologías vanguardistas o la expansión de mercados es reconocer las oportunidades y capturarlas, aunque pueda parecer complicado identificarlas en momentos difíciles, ya que se presentan con un aspecto distinto, se trata de tomar nuevos rumbos que lleven a tener un alto nivel de desarrollo.
Estos son algunos consejos que pueden ayudar a los pequeños y medianos empresarios a crear las condiciones que contribuyan al establecimiento, crecimiento y consolidación de sus negocios:
1. Innovar:
Invertir en innovación tiene grandes beneficios como diferenciarse de la competencia, marcar tendencia y estar a la par de grandes empresas en materia de expansión; además, una compañía que constantemente reinventa sus estrategias de mercadeo o lanza productos o servicios novedosos siempre llamará la atención del consumidor, con lo que reportará mejores ingresos.
2. Aprovechar las Tecnologías de la Información (TI):
Éstas funcionan como herramientas que se pueden aplicar internamente para controlar las operaciones diarias, acelerar los procesos de logística, administración de inventarios, canales de distribución, sistemas contables y de facturación, dando cumplimiento a las disposiciones fiscales vigentes.
3. Capacitarse:
Los empresarios necesitan información y asesoría sobre cómo operar de forma más eficiente, por lo que es necesario abrir la mente a nuevos conceptos, conocimientos y aprendizajes para saber hacia dónde dirigir el negocio.
4. Mejorar los procesos y el desempeño:
Hay que hacer más con menos, por lo que simplificar y automatizar los procesos es fundamental. Esto ayudará a optimizar el tiempo para ocuparlo adecuadamente en tareas más importantes para la organización, como desarrollo de estrategias de comercialización, mejora de la relación con el cliente o aplicación de nuevas formas para ampliar o enriquecer los servicios o productos.
5. Tomar el control:
Esto es tener una adecuada gestión administrativa, mantener en orden las finanzas, saber llevar la contabilidad y tener indicadores que permitan orientar la toma de decisiones y definir las estrategias de la empresa.
6. Tener propuestas de valor:
El empresario debe analizar a sus clientes y generar nuevas experiencias con sus productos o servicios que conecten con sus necesidades.
En conclusión, adaptar los esquemas operativos de la empresa a la realidad del entorno, contar con la flexibilidad que nos permita adecuarnos a los cambios, saber qué es lo que sucede con la competencia y contemplar escenarios futuros para anticiparnos a las demandas y necesidades del marcado y los compradores, son factores determinantes para llevar al éxito a nuestra compañía.

 

4469618-1463

 

Contenido donado por: Aspel Mexico

   

Suscríbete a las novedades de INADEM