Capacitación

La ciencia de encontrar empleo

la-ciencia-de-encontrar-empleo

Afrontar con éxito un proceso de empleo se basa en un secreto simple: planeación.

Se dice que (casi) todas las personas debemos encontrar un trabajo que nos apasione, al que nos entreguemos para ser felices. Aunque a menudo es complicado buscar el empleo soñado, este puede llegar a nuestras vidas si con inteligencia planeamos los pasos a seguir para encontrarlo. Nada es imposible si nos esforzamos.

I. VISIÓN DE LOS EXPERTOS: LO QUE DEBES SABER ANTES DE COMENZAR

Gran parte de las solicitudes de empleo son desechadas antes de que la parte contratante pueda verlas. Así lo apunta John Sullivan, profesor en dirección y gestión de empresas de la Universidad Estatal de San Francisco y autor de “1000 Ways to Recruit Top Talent”, quien explica que el 95% de los candidatos son eliminados por parte de las áreas de recursos humanos en un primer vistazo. ¿A qué se debe este rechazo?

“Persuadir a quien te va a contratar, con base en tus habilidades y competencias, es el primer paso para encontrar un trabajo”, explica Alberto del Castillo, Director de Grandes Cuentas de Adecco México. De esta manera, es fundamental que todo candidato investigue cómo la empresa realiza sus procesos de selección; algunas lo hacen a través de tests psicométricos, evaluaciones sobre conocimientos específicos o certificaciones que respalden alguna especialización.

En este sentido, Laszlo Block, Vicepresidente Senior de Operaciones de Personal en Google, describe en su afamado libro “Work Rules!”, editado por The New York Times en 2015, que la mejor forma de predecir cómo alguien se desempeñará en una posición, con un 30% de efectividad, es a partir de una muestra de su trabajo, por sobre las referencias personales (7%) y los años de experiencia (3%).

Esto implica que el candidato haga visible lo que sabe hacer. Algunas ideas son diseños out of the box de su currículum, videos, publicaciones en redes sociales, escritos, presentaciones, hojas de datos, reportes, investigaciones, publicaciones, etcétera. En síntesis, el formato para lograrlo dependerá de la formación profesional y capacidad creativa del postulante.

Por su parte, Salvador De Antuñano, Director de Recursos Humanos de Adecco México, pone como ejemplo que “si uno tuviera que contratar a un chef, tendríamos que conocer cómo es su cocina a partir de su comida. Esto nos ayuda a analizar su método creativo para conocer cómo realiza su trabajo, aplica sus conocimientos y saber así el nivel de calidad y el tiempo que le toma llegar al resultado final”.

Por otro lado, el directivo de Google explica que el segundo mejor predictor de desempeño se realiza a partir de pruebas sobre habilidades cognitivas (26%), las cuales se basan en evaluar la capacidad de aprendizaje de los individuos, a partir de preguntas que tienen respuestas correctas e incorrectas, parecidas a las que se encuentran en los tests de IQ.

II. HABILIDADES: LO QUE TE DIFERENCIA

En relación con lo anterior y como sugerencia para que un candidato destace en una entrevista laboral, De Antuñano sintetiza la visión de Block en “la capacidad del postulante para demostrar lo que sabe hacer, en combinación de las habilidades específicas para gestionar con éxito las tareas propias del puesto”.

Algunas de ellas son: capacidad de negociación, resolución de conflictos, inteligencia emocional, pensamiento crítico, coordinación de equipos de trabajo para la consecución de objetivos y mente curiosa para crear o innovar procesos. ¿Con cuáles te identificas en mayor o menor medida?, ¿cuáles consideras son relevantes para tu perfil?

III. ÁREAS DE EVALUACIÓN: LO QUE APRECIAMOS

El Directivo de Adecco México hace énfasis en tomar en cuenta 4 dimensiones de evaluación que las áreas de recursos humanos aplican a los candidatos durante su entrevista, basándose en estrategias de gestión de personal esbozadas por el Dr. John Sullivan, docente de la Universidad Estatal del Estado de San Francisco:

1. Habilidad para identificar problemas: es relevante que sepas reconocer los problemas y oportunidades más importantes del área en la que te gustaría desarrollarte, en conjunto con el proceso que llevarías a cabo para lograrlo.

2.Capacidad para resolver problemas: una de las formas más útiles para conocer el desempeño de un candidato es hacerle saber un problema real al que se enfrentaría desde el primer día y preguntarle los pasos que seguiría para solucionarlo.

Para ello es recomendable que anterior a la entrevista investigues cuáles son las áreas de oportunidad de la empresa, a partir de la recolección de datos —incluso consultando a personas de otros puestos de la compañía—, teniendo también en consideración métricas relacionadas al grado de éxito de la misma. Antes de tu entrevista, no olvides ubicar los puntos débiles y fuertes de sus procesos con la finalidad de sugerir una mejora.

3.Aptitud para anticipar el futuro: un cuestionamiento propio de RR.HH. es saber si tienes algún plan en concreto para un periodo de 3 a 6 meses como mínimo. Para lograrlo, ten en mente las siguientes preguntas: ¿cuáles serían tus objetivos en caso de ser contratado?, ¿a quiénes contactarías para lograrlo?, ¿qué información necesitarías?, ¿cómo te comunicarías con tu equipo de trabajo?, ¿de qué forma medirías el éxito de tu plan?

4.Destreza para el aprendizaje continuo: son 3 las dimensiones que constituyen esta área: la primera, sobre la intención de potenciar tus conocimientos: ¿qué acciones pondrás en marcha para seguir aprendiendo e incrementar tu estatus como experto?; la segunda, sobre tu adaptabilidad: ¿qué dirección tomarías para adaptarte a las exigencias o expectativas del cliente?; la tercera, sobre tu capacidad de innovar: ¿cómo elevarás el nivel de innovación entre tu equipo de trabajo con la finalidad de responder a la tendencias derivadas de la evolución tecnológica?

5. Claridad en lo que buscas: la siguiente pregunta, al tiempo que es sencilla, esconde una complejidad casi filosófica: ¿cuáles son los factores que evalúas a nivel personal para elegir una oferta de trabajo? Aquí deberás tener en mente la cultura laboral, la reputación de la marca en el mercado, la posibilidad de crecimiento que te ofrece la empresa o la estabilidad que tal vez estés buscando; todas estas variables serán tus argumentos a esgrimir para así persuadir a tu entrevistador. ¿Alguna de ellas responde a tus inquietudes individuales?

SÍNTESIS

El mismo Dr. Sullivan, citado anteriormente, explica que toda respuesta cuidadosamente pensada y seleccionada aumenta las posibilidades de éxito de un candidato. Bien decía el escritor francés Gustave Flaubert que la disposición de planear sobre uno mismo es quizá la fuente de toda virtud.

adecco_logo_rgb

Contenido donado por Adecco
Foto: Banco de imágenes.
Pie de Foto: Banco de imágenes

   

Suscríbete a las novedades de INADEM