Emprendimientos

Pensiones: cuando el futuro nos alcance (parte 1)

pensiones-parte1

De acuerdo con la Real Academia Española de la Lengua, una pensión es una cantidad periódica, temporal o vitalicia que la seguridad social paga por razón de jubilación, viudez, orfandad o incapacidad.

Tomar en cuenta esta definición es importante, ya que tarde o temprano todos llegaremos a la edad de retiro y por ello es necesario pensar en ese momento desde la juventud, con miras a enfrentar esta etapa de la vida sin complicaciones.

En este sentido, al realizar una visión panorámica de la realidad actual encontramos algunos datos que nos muestran que el futuro de las pensiones no es muy alentador:

1. El sistema de pensiones en México es altamente fragmentado. Coexisten un siste-ma de reparto y uno de capitaliza¬ción individual, así como más de mil modelos diferentes en el país.

2. El aumento en la expectativa de vida sobrepasa en la actualidad los 70 años, por lo que se extiende así el tiempo de cobertura de las pensiones.

3. Los trabajadores de Pemex y Comisión Federal de Electricidad (CFE), burócratas de gobiernos estatales y universidades públicas no aportan al sis¬tema de pensiones, pero reciben una pensión con cargo al presupuesto público.

4. Los pasivos por pensiones del IMSS, Pemex, CFE, universidades públicas y gobiernos estatales, equivalen a 116% del PIB y, como exceden la capacidad de la economía mexicana, son compromisos financieramente imposibles de cumplir.

5. Las pensiones se financian con la contratación de deuda por parte del gobierno y no con impuestos.

6. Se estima que para 2021 la primera generación Afore se empezará a pensionar, en la cual la pensión de los mexicanos de más de 65 años será equivalente a sólo el 30% de su último sueldo.

7. Para 2050 habrá 13 mexicanos en edad de recibir una pensión por cada 10 jóvenes laboralmente activos y aportantes al sistema.

8. Para tener acceso a una pensión que cubra el nivel de vida al momento del retiro, el trabajador debe ahorrar el 11% del salario y retirarse 2 años más tarde de lo establecido —o a los 67 años—, de lo contrario tendrá problemas en su futuro.

Por lo anterior, a finales de 2015 la OCDE publicó un estudio sobre los sistemas de pensiones en México del cual se desprenden 4 recomendaciones:

1. El proceso transitorio del sistema antiguo al nuevo debe allanarse para evitar el desprestigio del sistema. De este modo, se propone eliminar el régimen de pensiones definidas; esto significa que aquellos trabajadores que hoy tienen una pensión garantizada bajo el esquema de beneficios definidos serán llevados a un sistema mixto en el que una parte de su retiro deberá ser financiado por ellos mismos. De prosperar esta propuesta, se afectarían a 26 millones de trabajadores e implicaría una reducción del monto de su pensión de entre 30 y 70%.

2. Las cotizaciones al sistema deben aumentar. Para garantizar un nivel de ingreso de más del 50% por ciento del último salario de los trabajadores, se requiere de una contribución obligatoria de entre 13% a 18% por ciento frente al 6.5% actual. Así que se sugiere aumentar gradualmente la tasa de contribución obligatoria.

3. Mejorar el sistema de protección social a la vejez integrándolo y expandiéndolo. El estudio propone aumentar el nivel asistencial a la vejez y destaca la importancia de optimizar la integración entre el nivel asistencial (pensión para adultos mayores) y la pensión mínima garantizada, por lo que aconseja perfeccionar la coordinación de la protección mínima a la vejez entre los distintos niveles de gobierno, a través de transferencias financieras y su monitoreo.

4. Eliminar la fragmentación del sistema. La investigación recomienda equilibrar las reglas de todos los planes de pensiones con el objetivo de establecer un sistema igualitario para toda la población a nivel nacional.

Toda esta perspectiva es útil para entender cómo funciona la estructura de pensiones en nuestro país y así cobrar conciencia de que una de las mejores estrategias para hacer frente a cualquier escenario en los años venideros, será fortalecer el ahorro individual desde los primeros años de vida laboral.

adecco_logo_rgb

Contenido donado por Adecco

Texto: Edda Ramos, Supervisor Senior de Adecco México

Adecco México columnista@adecco.com

Foto: Banco de Imágenes.

Píe de Foto: Banco de Imágenes

   

Suscríbete a las novedades de INADEM