Emprendimientos

Radiografía profesional de la MiPyME mexicana: el personal como factor desarrollo

Uno de los elementos  más importantes para la actividad de una empresa, son los colaborades. Gracias a ellos, una empresa puede ser exitosa o no, pues el personal es el encargados de diseñar, asesorar, planear y ejecutar las estrategias de la compañía, con el objetivo de que esta pueda alcanzar sus metas en el corto y largo plazo. Por lo anterior, es importante que el personal de las empresas cuente con el conocimiento y los estudios adecuados para realizar todas las actividades, inclusive, mejorar los productos y servicios que se ofrecen. De esta forma, se puede decir que si una empresa cuenta con colaboradores cuyo nivel educativo es alto, mayores oportunidades de desarrollo y éxito habrá, pues el talento tendrá la capacidad de crear o mejorar los procesos y estrategias, así como identificar oportunidades que beneficien a la compañía.

En México esta situación presenta diversos contrastes, pues existe un alto porcentaje de empleados que solo cuentan con estudios de nivel básico, lo que nos indica que gran parte de las actividades que se realizan al interior de las empresas, no requieren de personal con conocimientos especializados, si no que son procedimientos empíricos y que se basan en el uso de capacidades y habilidades generales. Esta situación es más recurrente en las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMES). De acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), elaborada  por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), existe un total de 20.985 millones de personas ocupadas con estudios educativos de nivel primario (considera primaria incompleta, primaria completa y secundaria), laborando en las MiPyME. En términos generales, esta cifra representa el 61.1% del total de trabajadores  mexicanos que laboran en una MiPyME. Ante esta situación, el segmento más vulnerable son las micro empresas, pues son las que concentran poco más de 14.878 millones de los empleados cuyos estudios se limitan al nivel básico. Esta situación es crítica a nivel nacional, pues la baja especialización de los trabajadores de las empresa, termina impactando a nivel nacional en rubros como la competitividad y la innovación del empresariado mexicano frente a otros países.

Asimismo, las cifras nos otorgan un indicativo de que que son pocas las MiPyME mexicanas que cuentan con áreas de trabajo que requieren personal con un alto grado de especialización, encargados de realizar actividades de Investigación y Desarrollo (I&D), por ejemplo. Esta situación limita y pone en riesgo el desarrollo del ecosistema de innovación del sector privado mexicano, por lo que las empresas son suceptibles ante la llegada de competidores extranjeros cuya estructura profesional es más compleja

La profesionalización de los trabajadores de una empresa no es sencilla, es un reto que se de de afrontar ante la globalización mundial, y particularmente ante el rol que tiene México en la materia. De esta forma, se vuelve vitai considerar que la contratación de personal altamente calificado es una inversión a largo plazo, cuyas retribuciones no son inmediatas, pero que pueden incidir en áreas como el tiempo de vida de la empresa, aumentar su competitividad e incrementar sus ingreso, por mencionar algunos.

Considerando lo anterior, es importante fortalecer y ampliar los programas y mecanismos de vinculación entre academia e industria, los cuales deben facilitar el aprendizaje e incorporación de los estudiantes de nivel superior al sector privado, a la vez que permitan incorporar sus conocimientos en beneficio de las empresa. Si se consolidan estos modelos de integración alumno-empresa, se contará con un capital humano diverso con capacidades y habilidades consolidadas, del cual las compañías también serán beneficiadas, pues tendrán la oportunidad de elegir a más de un candidato apto para desarrollar las funciones que requieren, por lo que se eliminaría la necesidad de ofrecer a un solo candidato  altos sueldos con tal de retenerlo o evitar que emigre a otra empresa.

   

Suscríbete a las novedades de INADEM